El regalo es lo de menos

Siempre tuviste amigos.

Pero no.

Al único cumpleaños al que te invitaron no pudiste ir. Por pobre.

¿Cómo te ibas a presentar en aquel cumpleaños sin un regalo entre las manos? A parte de ser cruelmente destrozado por los comentarios del resto, no te volverían a invitar en la vida.

¿Para qué te van a invitar si no vas a llevar regalo? Los cumpleaños cuestan dinero y no es más que un enorme paripé para recibir regalos sin motivo alguno.

¿Recibir regalos por estar un año más cerca de la muerte? ¿Qué es? ¿Algún tipo de consuelo?

No está claro, pero es una convención social y el regalo es ineludible.

Así que no fuiste y no te invitaron nunca más.

Ni a cumpleaños ni a nada. Vivir en un barrio diferente y no tener ni una peseta para salir a tomar algo matan la vida social de cualquiera.

Y como para celebrar el tuyo.

Pero no pasa nada, el regalo es lo de menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s